Infomed

Agosto 13 de 1962. Gestión de la Academia Cubana de la Lengua para legalizar los términos finlaísmo y finlaísta

Autor: Lic. José Antonio López Espinosa
Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas

En la página 644 del primer tomo del Diccionario de la Real Academia Española, en su versión de 1984, aparecen registrados los términos finlaísmo y finlaísta con las siguientes definiciones:

Finlaísmo: teoría propuesta y demostrada por el médico cubano doctor Carlos J. Finlay, según el cual el agente transmisor de la fiebre amarilla es el mosquito Aedes aegypti.
Finlaísta: 1. Perteneciente o relativo al finlaísmo// 2. Partidario de esta teoría.
La oficialización de ambos vocablos tuvo su origen en una moción presentada por el célebre historiador César Rodríguez Expósito en la séptima reunión anual de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina, celebrada en julio de 1962, con el objetivo no sólo de otorgar el merecido testimonio filológico a la obra y la gloria de Finlay, sino también porque en esa época eran ya modismos generalizados en toda la América de habla hispana. Las dos palabras se venían fomentando desde la celebración de la IV Asamblea de la Liga de las Naciones de Ginebra en 1921 y la V Conferencia Panamericana de Santiago de Chile en 1923 y se empleaban en libros, folletos, periódicos, discursos y en el hablar cotidiano, sin tener aprobación oficial.
En virtud de la moción de Rodríguez Expósito, la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina se dirigió a la Academia Cubana de la Lengua, a fin de que ésta tramitara con su homóloga matriz de España la inclusión de los dos términos en ediciones posteriores del Diccionario de la Real Academia Española. Con fecha 13 de agosto de 1962, la Academia Cubana de la Lengua elevó la solicitud recibida a la española. La iniciativa tuvo gran acogida, especialmente por los doctores José María Chacón y Calvo, Director de la Academia Cubana de la Lengua, y Esteban Rodríguez Herrera, autor de la obra “Léxico Mayor de Cuba”, en la cual, desde 1958, figuraban las dos palabras. La petición cubana fue también apoyada por los Presidentes respectivos de las Sociedades Española y Chilena de Historia de la Medicina, doctores Pedro Laín Entralgo y Gregorio Lira Silva, quienes con sendas cartas dirigidas a la Real Academia Española se pronunciaron a favor de la idea.
Por su importancia, se transcriben a continuación la moción del historiador César Rodríguez Expósito y la carta de aceptación firmada por el Secretario Perpetuo de la Real Academia de la Lengua, primero y último de los documentos que validan la inclusión de finlaísmo y finlaísta en el Diccionario de la Real Academia Española.

Moción de César Rodríguez Expósito

CONSIDERANDO: que la denominación “finlaísmo” y “finlaísta” son dos palabras que se deben incluir en el Diccionario de la Lengua Española como voces cubanas que tienen una circulación por el uso y la costumbre de carácter internacional.
CONSIDERANDO: que ello significaría también un reconocimiento filológico a la memoria y grandeza de la obra del sabio cubano Dr. Carlos J. Finlay, descubridor del medio de transmisión de la fiebre amarilla logrando liberar a la humanidad de tan terrible azote.
CONSIDERANDO: que la Academia Cubana de la Lengua, correspondiente de la Real Academia de la Lengua Española, prepara actualmente las voces cubanas que deben ser aceptadas e incluidas en el Diccionario de la Lengua Española.
CONSIDERANDO: que ya el Dr. Esteban Rodríguez Herrera, miembro distinguido de la Academia Cubana de la Lengua, en su brillante obra “Léxico Mayor de Cuba” (volumen uno, página 535) clasificó las palabras “finlaísmo” y “finlaísta” de la forma siguiente:
FINLAÍSMO.- De Finlay, Carlos J. Profesión de las ideas y doctrinas y aplicación práctica de las teorías científicas expuestas por el Dr. Finlay, sabio médico cubano de renombre universal, en relación con la fiebre amarilla, originada por la picadura de un mosquito Aedes aegypti (Stegomia fasciata), su agente trasmisor.
FINLAÍSTA.- Partidario de las teorías científicas de Finlay en relación con la fiebre amarilla y su agente trasmisor, el mosquito Aedes aegypti.
PROPONGO
PRIMERO: que la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina solicite de la Academia Cubana de la Lengua, correspondiente de la Real Española, se incluyan las palabras FINLAÍSMO y FINLAÍSTA entre las nuevas voces cubanas que esa docta corporación proponga para el Diccionario de la Lengua Española.
SEGUNDO: que esta moción, de ser aprobada, se publique en la Revista de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina para su mayor difusión.
La Habana, 10 de junio de 1962.

Carta de aceptación por la Real Academia Española
Madrid, 31 de marzo de 1963

Dr. Ignacio Alvaré Gómez
Presidente de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina
Cuba No. 460
La Habana (Cuba)
Muy señores míos:
Tengo el gusto de acusarles recibo de su atenta carta dirigida al ilustre Director de esta Academia y a la humilde persona del firmante.
No es ésta la primera vez que se plantea en nuestra corporación la solicitud de ustedes referentes a las voces finlaísmo y finlaísta, que ya nos fue comunicada en su día por nuestra correspondiente de la Academia Cubana.
Dicha solicitud choca con el criterio constante de nuestra corporación de que en el Diccionario académico no se incluyan vocablos derivados del nombre de autores de descubrimientos famosos, como son, por ejemplo en el dominio de la Medicina, los franceses Roux y Pasteur, los alemanes Koch y Ehrlich, el inglés Fleming, los españoles Ferrán, Ramón y Cajal, etc. Este criterio es el que ha impedido hasta el presente una solución favorable para la pretensión de ustedes.
No obstante, en nuestro vivo deseo de complacerles les proponemos la inclusión en la próxima edición del Diccionario de los vocablos que les interesan, pero en la forma siguiente:

Finlaísmo. m. Cuba. Teoría propuesta y demostrada por el médico cubano doctor Carlos J. Finlay, según la cual el agente transmisor de la fiebre amarilla es el mosquito Aedes aegypti.
Finlaísta. adj. Cuba. Perteneciente o relativo al finlaísmo.// Partidario de esa teoría.
U.t.c.s.
Con el deseo de que esta solución sea satisfactoria para ustedes, les envía un cordial saludo su muy atento s.s.

Julio Casares
Secretario Perpetuo de la Real Academia Española

BIBLIOGRAFÍA

Alvaré I. Editorial. Rev Soc Cubana Hist Med 1962;5(4):1-2.
----. Editorial. Rev Soc Cubana Hist Med 1963;6(1-4):1-2.
Bernal C. Del lenguaje. Granma 2003;39(90):2.
Finlay en el Diccionario de la Lengua Española. Rev Soc Cubana Hist Med 1963;6(1-4):3-4.
López Serrano E. Efemérides médicas cubanas. Cuad Hist Salud Pub 1985;(69):136-137.