Infomed

Algunos antecedentes de la docencia médica en Santiago de Cuba y las primeras manifestaciones de internacionalismo

Autores: Lic. Enrique Vital Alfaro, Profesor auxiliar y consultante, jefe dpto. de Filosofía e Historia Universidad Médica Santiago de Cuba, Facultad de Medicina No.1 y Dra. Elyen Vital Riquenes, Médico Especialista en MGI.
 
RESUMEN:
Se hace una breve historia de los antecedentes de la docencia médica en Cuba y los primeros pasos que se dieron para crear la primera Facultad de Medicina fuera de la capital, cómo y dónde se iniciaron las clases, las primeras asignaturas, algunos de sus fundadores y lo que significó esa decisión del naciente gobierno revolucionario para el desarrollo de la salud pública en esta región del país. Además se demuestra en este modesto trabajo que el internacionalismo que hoy practicamos en la docencia y en los servicios médicos en muchas regiones del mundo, no es más que el pago a una deuda de gratitud que tenemos con la humanidad, porque allá por los anos 62 cuando se inició la docencia médica aquí en este mismo centro y se necesitaban profesores, estuvieron presentes de distintas partes del mundo dando su valioso aporte y nos referimos a ellos como una muestra de recuerdo y agradecimiento, en especial al entrañable amigo del guerrillero heroico que durante 7 años compartió la docencia en Bioquímica en estas aulas al Dr. Alberto Granados Jiménez.
 
 
INTRODUCCION:
El Dr. Giovanni Villalón en visita hecha a mi Dpto. nos recomendó a un grupo de profesores indagar sobre la obra y el pensamiento de médicos ilustres de nuestra provincia que a veces de forma anónima dedican toda su vida a la ciencia e incluso hacen importantes aportes, pero como se dedican fundamentalmente a su profesión y a la docencia y en la mayoría de los casos no escriben su experiencia, hace que cuando llegan al final de su vida muy pronto pasen al olvido, eso me motivó y en un viaje a la ciudad de la Habana visité el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas para revisar el libro ¿Quién es quién en la Ciencia en Cuba? Editado por la Academia de Ciencias y cual no fue mi sorpresa al no encontrar ninguna personalidad científica santiaguera, traté de investigar que se había escrito sobre personalidades ilustres de la medicina y no encontré nada de la provincia y muy poca experiencia en el resto del país, solo un  proyecto que se había iniciado en la Universidad de Villa Clara, lo que me llevó aun más a realizar este trabajo, porque mis 30 años de experiencia en la docencia médica y mis cocimientos sobre la preocupación y ocupación del estado cubano por la formación de recursos humanos, me hizo considerar que no era justo que eso ocurriera y que sería muy importante utilizar las experiencias vivas de estas personalidades, que son ejemplos no solo en lo académico y científico, sino también en lo ético, en la consagración a su trabajo y en la fidelidad a su patria y a su pueblo.
 Solo me quedaba definir con quien trabajar y buscando a los profesores aun vivo y activo que participaron en la fundación del ISCM encontré a alguien que conocía y siempre admiré por su carácter desprendido y amistoso, su caballerosidad, su alegría y la sobriedad en el vestir, su sencillez y modestia, y su excepcional profundidad en el análisis de cualquier situación, el Dr. Enrique Antonio González Corona, en la medida en que fui indagando y conociendo su obra y su vida, comprendí que su estudio y valoración constituían un tema muy interesante no sólo por lo poco trabajado, sino por la significación de su personalidad para la medicina cubana y santiaguera en especial la Pediatría y sin lugar a dudas socializar su experiencia y su ejemplo como profesional le sería muy útil a la nueva generación de profesionales de la salud de esa manera también pude conocer algunos antecedentes del inicio de la docencia médica en Cuba y los pasos que se dieron para crear la primera facultad de medicina fuera de la capital y los protagonistas que junto a él convirtieron aquel sueño en una bella realidad de esto último es de lo que trata fundamentalmente este trabajo hay una segunda parte que si se dedica a la vida y obra de este importante pediatra santiaguero.
 
DESARROLLO:
Antecedentes
En 1926 la Orden de los Dominicos de la Habana, ya tenía la autorización para la creación de la universidad en dicha ciudad, la comenzó a ofrecer cursos  de medicina en su convento, dos años antes de dejar inaugurado oficialmente el primer centro de enseñanza superior en nuestro país.
Grandes cambios va a sufrir esta docencia a partir de 1842 en que ocurre la secularización de la universidad, por la que pierde sus moldes monásticos y pasa su dirección a manos laicas. Las próximas variaciones en los métodos, textos y profesores en gran escala, no ocurre hasta el cese de la dominación española en que con la presencia intervencionista se establece primero el Plan Lanuza, por un curso y después el plan Varona que durará con algunas variaciones hasta la revolución universitaria en 1923; a partir de esta fecha se suceden dos nuevos planes de estudio hasta 1941 en que se pone en práctica el de siete años con el que llega hasta el triunfo revolucionario de 1959.
En todo este largo tiempo más de dos siglos, la enseñanza médica se imparte solamente en la Universidad de la Habana, aunque ya en los años 40 habían empezado a funcionar en el país dos centros de enseñanza superior estatal, La Universidad de Oriente en Santiago de Cuba y la Martha Abreu en Las Villas respectivamente y dos privadas en la Habana, la católica de Santo Tomás de Villanueva y la masónica José Marti, ninguna tenía recursos suficientes para emprender tarea de tal magnitud, en una nación que no contaba con hospitales ni laboratorios que pudieran ser incorporados a ellas para brindar una docencia médica adecuada,. .para ello era necesario aumentar el número de médicos existentes, a esto se une el éxodos de los médicos a partir de este año al no aceptar los cambios sociales que empezaban a ocurrir en el país y tomar el camino del exilio anteponiendo sus ambiciones personales a las necesidades sanitarias del pueblo donde nacieron, esto complicaba más la tarea que se había propuesto el naciente Estado revolucionario era fácil comprender que no se podía lograr los médicos que se necesitaban con una sola facultad de medicina, por lo que el entonces ministro de Salud Pública hoy vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba Dr.José Ramón Machado Ventura comenzó a plantear y defender la idea de crear una Escuela de Medicina en la Universidad de Oriente, estableció conversaciones con el decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de la Habana Dr. Roberto Guerra Valdés, pero en esos momentos este alto centro de estudio pasaba también por una situación difícil por la renuncia en masas de sus profesores, lo que hacía que tuvieran que realizar grandes esfuerzos para no detener sus funciones, pero eso no impidió que analizaran detenidamente las posibilidades de abrir la Escuela de Medicina de Santiago de Cuba, llegando a la conclusión que no sin grandes esfuerzos esto se podía hacer.
Se hacen los análisis pertinentes con el director regional de Salud Pública de Oriente Sur, Dr.José A. Gutiérrez Muñiz, se palparon en el terreno las condiciones de los centros hospitalarios de la capital oriental y se estudiaron las perspectivas inmediatas de desarrollo de los mismos para ser trasformados en unidades docentes, todo este proceso ocurría en Santiago de Cuba a pocos meses de graduarse de médico en la Universidad de la Habana el joven santiaguero Enrique González Corona que al regresar a su provincia pudo vivir en carne propia la situación sanitaria que había dejado el Capitalismo y junto a sus compañeros empezó a luchar para cambiarla y cuando conoció del proyecto de una nueva escuela de medicina siempre confió en el y se convirtió en uno de sus fundadores.  
Conseguidas ya las condiciones indispensables el 10 de febrero del 1962 a las 8 y 30 p.m. se inauguró brillantemente la Escuela de Medicina en el teatro universitario de la ciudad de Santiago de Cuba.
Las palabras de apertura estuvieron a cargo del rector en esos momentos de la Universidad de Oriente ingeniero Joaquín Marinello quien entre otras cosas dijo:
 “ya no se formarán médicos para los que pagan bien; aquí ya se terminó la burguesía y vendrán a estudiar en esta escuela de Medicina hombres humildes, hombres del pueblo que con afán contribuirán a la construcción del socialismo” También expresó:
 “con la medicina socialista lograremos una población sana y saludable”    y terminó diciendo “Exhorto a la juventud a estudiar con esfuerzo. Hagamos realidad el lema de nuestra universidad: Ciencia y Conciencia
Lema que hoy mantiene mucha vigencia y con las nuevas transformaciones ocurridas en la Educación Superior debe ser un mandato para estudiantes y profesores.
También habló el decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de la Habana Dr.José A. Presno Albarrán, quien entre otras cosas dijo:
 “Hoy el médico tiene recursos para atender al enfermo, para atender al pueblo, así se demuestra la gran cooperación que presta el Ministerio de salud pública y demás organizaciones estatales. Todos debemos cooperar al logro de las metas y objetivos en esta hora de nuestra Patria”
 …y expresó al terminar:
”En esta difícil labor vamos a cooperar todos con el máximo esfuerzo .Las facultades de medicina no le fallarán a la Revolución en estos momentos en que se lucha heroicamente por sus destinos”
Hizo el resumen del acto el ministro de Salud Pública Dr. José R. Machado Ventura quien inició sus palabras haciendo un relato de cómo se había proyectado la creación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente que después de doscientos treinta y cuatro años era la segunda en crearse en Cuba..
”Es un hecho de gran relieve –dijo Machado- Un viejo anhelo de la región oriental que se hace realidad. Para Oriente era difícil el estudio de la medicina en la Habana. El problema no se resolvía tan fácil como lo hacían otras provincias cercanas a la Capital, el gobierno al crear la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente, demuestra su preocupación porque la ciencia y la cultura estén al alcance del pueblo”
 Agregó el ministro… “En esta Escuela de medicina habrá igual oportunidad para todos, .ella ha sido posible gracias a esta Revolución Socialista, que crea becas, hospitales y termina con el acaparamiento de la cultura, tenemos fe en los profesionales dignos, en la juventud que se identifica con los obreros y los campesinos”
 
1-2 .Inicio de la docencia y las primeras manifestaciones de internacionalismo.
Dos días después de inaugurada oficialmente, el lunes 12 de febrero de 1962, comenzaron las clases en la nueva escuela de medicina de la Universidad de Oriente .Estas actividades docentes se iniciaron en varias naves vacías que disponía la Universidad y que después de ser adaptadas a su finalidad comprendían: sala de Histología con su correspondiente laboratorio, aula de Bioquímica, departamento de conservación de cadáveres con tanques de formol y refrigerador, cuarto de  preparación de cadáveres, sala de disección con su taquilla o roperos para los alumnos, oficinas, etc. en estos locales se brindaban las demostraciones prácticas, ya que las clases teóricas se impartían en uno de los salones de clases de la Universidad.
En este primer curso la matrícula era de 65 alumnos de los cuales 59 asistieron regularmente a las actividades de enseñanza. Su primer director lo fue el profesor Dr. Abdo Hernández González, notable cirujano y su primer secretario el Dr.José A. Cargas Blanco, abogado.
Las asignaturas y los profesores que las brindaron como fundadores de la Escuela de Medicina fueron los siguientes:
Anatomía,  por los profesores Hipólito R Pino Núñez y Armando Alonso Frade, al final del curso se incorporó a la enseñanza práctica el Dr. Onel Valón Jiménez.
Bioquímica,  por el profesor Alberto Granados Jiménez, médico argentino. Amigo íntimo y compañero en sus primeros viajes por muchos países de nuestra América, del inmortal guerrillero heroica Ernesto Che Guevara, participaron en la enseñanza de esta materia en clases prácticas y teóricas el doctor Alfonso Araujo Bernal y el joven médico Enrique González Corona que fue de uno de los santiagueros que estudió en la Universidad de la Habana y se graduó al inicio de la década del 60. Fue uno de los médicos que no abandonó el país y se consagró por entero en el desempeño de su profesión y al servicio de su pueblo..
Histología,  por el profesor mexicano José Surgíos Mendivil  ayudado en las prácticas por el doctor Rafael Pérez Martínez, este mexicano junto al argentino Granados eran los dos extranjeros que estuvieron en las primeras actividades de la novel Escuela de Medicina dándose ya las primeras muestras de internacionalismo en la docencia médica cubana, ya que otros profesores extranjeros se fueron incorporando a tan noble y humano proyecto.
Embriología, fueron impartidas por los jóvenes doctores Agustín Paramito Rubial y Rafael Pérez Martínez que teniendo como libro de texto la “Embriología.” de Patterson desarrollaron exitosamente la asignatura.
 Materialismo Dialéctico Histórico, e Inglés, fueron impartidas por los profesores que desempeñaban esas enseñanzas en la Universidad de Oriente.
Una vez que se aprobó el proyecto se le dio paso a la construcción del edificio, el mismo que hoy  funciona en la avenida de Las Américas y que es la cede central de la Universidad Médica actual que la forman 5 facultades, una carrera (Psicología) y varias cedes en otros municipios a lo que contribuyeron enormemente con trabajo voluntario los profesores y alumnos que no solo fueron fundadores sino también constructores.
Sin terminar completamente la obra, comenzaron las clases teóricas y prácticas en los locales que se iban concluyendo, hasta su inauguración oficial que se llevó a cabo el 29 de octubre de 1964, al darse inicio en ella el primer Congreso Médico Estomatológico Regional de Oriente Sur.
Desde el primer curso cada profesor en su asignatura fue trabajando para escoger entre sus alumnos los primeros monitores que al siguiente año serían alumnos ayudantes en sus respectivas materias y que serían posteriormente los jóvenes profesores que formarían el prestigioso claustro del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Cuatro de los primeros alumnos ayudantes fueron enviados a la URSS a prepararse en Ciencias Básicas, constituyendo a su regreso dos años después un fuerte aporte a la docencia; pero todo esto no era suficiente para desarrollar debidamente la enseñanza de la medicina en  esta universidad, era necesario recibir una ayuda de gran calidad técnica y material que fuera creando las condiciones en los hospitales de Santiago de Cuba, para recibir la docencia en el momento en que ésta lo exigiera, así se estableció el plan de superación docente conocido con el nombre de Plan Santiago, en 1963.
El ministro de salud pública Dr. Machado Ventura en declaraciones a la prensa sobre este proyecto expresó:
”La provincia de Oriente tiene prácticamente la tercera parte de población del país. Es la provincia  más distante de la capital y por su naturaleza geográfica también tiene características especiales .Es la segunda provincia en recursos de salud pública .Siguiendo la política del gobierno y de nuestro ministerio –política económica de descentralización- nosotros consideramos que debía existir también, por estas razones, en Santiago de Cuba, una facultad de Ciencias Médicas .Dicha facultad se inauguró en febrero de 1962, existiendo actualmente doscientos veinte alumnos, doscientos diez ingresarán en enero 1964. Por esas circunstancias era necesario ir creando las condiciones que permitieran la docencia de esos alumnos a nivel de Santiago de Cuba. De ahí surgió la necesidad de este  impulso, de este mayor aporte de recursos a los centros de salud pública de Santiago de Cuba que se llama Plan Santiago y que consiste en darle una ayuda de profesores, médicos y un mayor aporte de recursos materiales para que en breve tiempo como esta sucediendo ya, esos hospitales alcancen el grado de hospitales docentes”
  Aquí también está presente y juega un papel importante nuestro protagonista el joven médico González Corona dirigiendo el hospital infantil Provincial en 1963, donde se crea el Servicio de Gastroenteritis con 3 salas de 40 camas cada una y él asume la atención  de 2 de ellas independientemente a su responsabilidad para predicar con el ejemplo ante los demás profesionales y poder exigir el cumplimiento de la responsabilidad que tenían ante la sociedad, El doctor Sergio García Marruz, destacado profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Habana y uno de los integrantes del primer grupo de docentes incorporado al plan, expuso también a la prensa lo siguiente:
”El plan Santiago es un plan que conlleva la organización departamental de los hospitales de Santiago de Cuba con el ánimo de poder impartir la docencia a los alumnos en las distintas especialidades”
 En el curso 1963, en el que ingresaron 185 nuevos alumnos, y a los ya existentes se agregaron nuevas asignaturas con las que se brindó enseñanza a los educandos del segundo año.
Anatomía III. (la I y la II se explicaron en los dos semestres de 1962 por el profesor Pino Núñez) que comprendía la Neuro-Anatomía la impartió un profesor chileno el doctor Hernán, teniendo los alumnos que tomar notas para su estudio a falta de libro de texto..
La Fisiología, a cargo del culto pediatra profesor Alfonso Araujo Bernal y la mexicana doctora Talía Harmony, poco después se incorporaría el doctor Ulpiano Pérez  Bestard.
Anatomía Patológica, con la enseñanza de esta asignatura comenzó la docencia en el hospital provincial Saturnino Lora,  el primero en ser incorporado en Santiago de Cuba, hasta entonces la docencia se impartía en locales fuera de los hospitales, la impartían dos profesoras que vinieron a compartir con los cubanos esta nueva experiencia la doctora búlgara Nevena Pelova que había enseñado durante 13 años en la Escuela de Medicina de Sofía y la argentina doctora Zulema Murgas.
Parasitología, la explicó el doctor Francisco Rivera Sánchez, el cual utilizó como texto la monumental obra cubana de Parasitología en tres tomos del profesor Pedro Kouri y Colaboradores.
En el curso 1963-64 se lograron nuevas e importantes conquistas, los profesores del plan Santiago comenzaron la docencia directa con los alumnos de tercer año y en el 1964 se inauguró la enseñanza en la escuela de Estomatología, con lo que se convierte la institución en facultad de Ciencias Médicas al contar desde ese momento con las dos escuelas. en la de medicina ingresaron 181 alumnos y en la de Estomatología 32. El primer director de esta última fue el profesor Gustavo Echevarria Bertot en este curso comenzaron a impartirse las asignaturas correspondiente al tercer año de la carrera de medicina y a compartir con profesores de otras latitudes la obra que se había iniciado, sin pensar jamás que cientos de graduados de esta escuela de medicina después devolverían esta colaboración diseminándose por todo el mundo fundando facultades de medicina y formando médicos y que por estas aulas pasarían cientos de estudiantes de diversos países del mundo por eso ha dicho el compañero Fidel en varias ocasiones que nuestra solidaridad con otros países no es más que el pago de una deuda que tenemos con la humanidad.
La Farmacología,  fue impartida por el doctor George Essen   profesor canadiense, auxiliado en las clases prácticas por el doctor Gustavo Cobas.
La doctora Silvia Martínez Jústiz,  farmacéutica y el doctor José Aguilar Pavón estomatólogo, colaboraron en la preparación del material para las prácticas.
Psicología Médica, la explicaron los doctores René Yodú Prevé y José Galigarcía Hernández de la Escuela de Medicina de la Habana.
En el hospital provincial “Saturnino Lora” comenzaron las clases teóricas y prácticas de: Laboratorio Clínico, por el profesor Juan José Cevallos Arrieta y el mexicano doctor Martínez Ovando.
Microbiología,  por los doctores Jasé A. Valdivia Álvarez y Ramón Vidal Vidal este último de la escuela de medicina de la Habana.
Radiología General, que también se impartió en el Hospital Provincial Oncológico, por los profesores Héctor Sayas Bazan y Juan Díaz Sarduy, estudiando los alumnos por apuntes de clases a falta de otro texto.
Medicina I,   que comprendía la propedéutica Clínica fue explicada por el profesor Reinaldo J Roca Goderich que aun se mantiene en su hospital al frente del Dpto. de Medicina Interna. En el curso de 1964-65 como parte del Plan Santiago el aporte de las escuelas de medicina y estomatología de la Habana se hizo más cuantioso. Las condiciones materiales en todo sentidos de la facultad de ciencias médicas oriental y de los hospitales que ya se habían incorporados a la docencia y los que estaban por hacerlo mejoraron extraordinariamente.
A la enseñanza de la   Medicina II, se incorporaron un grupo de destacados profesores de la Universidad de la Habana  entre los que estaba Jiri Yirka de nacionalidad checa.
.A partir de sus explicaciones en clases en esta asignatura el profesor Reinaldo Roca Goderich va a comenzar a escribir y reunir sus conferencias que impresa por la Facultad, serían el embrión de su libro “Temas de Medicina Interna” que con sus colaboradores salió por primera vez en 1969 en un grueso volumen y que después se editó en España en tres tomos.
Con la enseñanza de la Obstetricia y Ginecología comenzó la docencia en el curso 1964-65 en el hospital Materno Norte antigua maternidad Obrera impartida por el profesor Celestino Álvarez  Lajonchere, de la Habana y la profesora María Rodríguez Bernald.
La Medicina Preventiva, fue impartida desde su inicio en 1964 hasta el 1970 por el profesor Arnaldo Tejeiro Fernández, que también fue director de la Escuela y decano de la Facultad el cual redactó como texto unas “Conferencias de Medicina Preventiva”
Con la apertura del quinto curso correspondiente a 1965-66 se inicia la enseñanza de la Pediatría y se incorpora a la docencia el hospital Provincial Infantil, la imparten los profesores José Jordán Rodríguez y Eladio Blanco Rabasas de la escuela de medicina de la Habana, auxiliado en la parte práctica por los doctores Alfonso Araujo Bernal y   Enrique González Corona, nuestro protagonista vuelve a estar presente donde se necesite y ahora ya es Instructor graduado del Dpto. Ciencias Fisiológica, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente y la Escuela de Estomatología y J' del Dpto. de Pediatría.
Medicina III, la imparten junto a los docentes de Santiago los profesores Emilio de Quesada Ramírez y José Fernández Mirabal  de la Habana.
La enseñanza de la Dermatología, se lleva hasta el policlínico “Grimau” y la imparten los profesores Bartolomé Sagaró y Miguel A. D´Alessandro, la Otorrinolaringología, la inauguró el profesor Manuel Uriarte, auxiliado por los doctores Cabrales y Héctor Fernández, la Urología, la impartía el doctor. Pedro Paredes notable urólogo y quien fuera decano de la Facultad de Medicina l,   así como otros importantes profesores impartieron la Oftalmología, Ortopedia y la Psiquiatría entre ellos el argentino Orlandini.
La Ortopedia fue orientada por el profesor Julio Martínez Páez de la Habana y desarrollada por los doctores Fabio Vázquez y Alemán.
En el curso 1966-67 se inaugura el año del internado, último de la carrera de Medicina y con el la graduación en septiembre de 1967 de los primeros 31 médicos formados integralmente en la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente, también se llevó a cabo la graduación del primer grupo de 19 estomatólogos que habiendo comenzado la carrera en 1964 la terminaron en este curso, con esta primera graduación en septiembre del 1967 del primer grupo de médicos y estomatólogos comienza a consolidarse la enseñanza superior de de las Ciencias Médicas en la capital oriental, en estos momentos ya se contaba con un moderno edificio para sus escuelas, perfectamente equipado y estaban incorporados a la docencia los hospitales provinciales “Saturnino Lora” Infantil, Oncológico, Materno Infantil y Militar, el policlínico “Grimau” en Santiago de Cuba y el moderno hospital “Lenin” de Holguín.
En 1967 se celebró en la Facultad el Primer Encuentro Científico Estudiantil (EDEME) que se llevó a cabo en la nación en la que participaron también estudiantes de de otras facultades médicas y donde se puso de manifiesto claramente la calidad alcanzada por la docencia oriental. A partir del 1968 se cumplieron las palabras del entonces ministro de Salud Pública doctor José R machado Ventura al proclamar en 1963 que a partir de ese año los médicos egresados de esta facultad autoabastecerían su provincia e irían también a completar la red asistencial de la de Camagüey.
Al inaugurarse la Escuela  de Medicina de Camaguey y la filial Universitaria de Holguín, desde la Facultad de Santiago de Cuba se enviaron profesores a colaborar con estos centros y allí también estuvo entre los primeros el joven médico Enrique González Corona dando su aporte en la creación del servicio de Pediatría y en la organización de la docencia médica en la filial de Holguín.
En el curso de 1971-1972 quedó establecida la enseñanza coordinada interdisciplinaria moderno método docente que sustituyó al antiguo por asignaturas y a partir de 1975-76 se puso en vigor el actual plan Nacional para todos los Institutos Superiores de Ciencias Medicas y  Escuelas de Medicina del país.
El primer curso de la Escuela de Medicina fue en el 1962 con una matrícula inicial de 65 alumnos graduándose 31 en el curso 1966-67, ya en el curso 1963 matricularon 163 graduándose  96  en el curso 1967-68.
 
 
1.3-Surgimiento del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba.
En los primeros 10 años de existencia de la Escuela de Medicina se graduaron 1444 médicos que contribuyeron decisivamente a cambiar la situación sanitaria en las provincias orientales en esos momentos. En el curso 71-72   se matricularon 306, que se graduarían en el curso 1976-77 ya en lo que sería el Instituto Superior de Ciencias Médicas, que surge oficialmente en septiembre del año 1976 tercero de su clase que se creaba en el país, el cual mediante resolución del Ministerio de   Educación Superior quedo vinculado al Ministerio de Salud Pública.
La nueva institución docente superior cuenta como sede con varios edificios de gran amplitud y de una armoniosas líneas modernas que le dan al conjunto extraordinaria belleza y cuyos laboratorios, salas de disección, biblioteca,  archivos salones de clases, despiertan la mayor admiración en quienes lo visitan.
En ese momento también contaba con varios hospitales santiagueros y tres modernas clínicas estomatológicas .Su claustro profesoral contaba con más de 300 profesores en las cuatro categorías, titulares, auxiliares, asistentes e instructores, entre ellos tres candidatos a doctores y otros 6 se preparaban para defender esa categoría .  La matrícula del Instituto asciende a 1344 alumnos de los cuales 997 corresponden a la Facultad de Medicina y 367 a la de Estomatología .hay que destacar que ya desde ese momento, la ayuda internacionalista que recibimos en su creación empieza a revertirse en 23 jóvenes de Tanzania matriculados en esas aulas algunos latinoamericanos y se esperaba que aumentara considerablemente la matrícula de alumnos de otros pueblos como realmente ocurrió.
El primer rector del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba, ”Unidad Modelo” entre los centros de educación superior fue el Dr. Juan José Ceballos Arrieta. uno de sus fundadores, en esos tiempos surgen otros centros de salud que junto al naciente Instituto Superior de Ciencias Médicas conformaría el sistema de salud santiaguero, entre esos centros  estarían los  policlínicos comunitarios gran obra de la Revolución para llevar la salud a todo el pueblo y a todos los rincones del país, allí estaba el profesor González Corona para también ser fundador de esta importante actividad siendo el primer director del policlínico comunitario José Marti en el año 1979, de donde pasaría más tarde a ocupar la responsabilidad de Vice-Rector de Investigaciones y Educación de Postgrado del ISCM de Santiago de Cuba por solicitud de la institución, ya que este frente requería desarrollo y organización.
Desde el año 1960 que se gradúa, nuestro protagonista ha simultaneado sus responsabilidades asistenciales y docentes con la de dirección con la misma consagración y seriedad, lo que lo llevó a convertirse en una figura representativa de la docencia médica santiaguera, que ha dedicado su vida a esta noble misión y hoy como Dr. En Ciencias Médicas, profesor titular, consultante e investigador lo sigue haciendo.
 
CONCLUSIONES:
 1-.La creación de la primera facultad de medicina en la zona oriental del país tuvo una gran importancia social y política ya que contribuyó a darle solución a los grandes problemas sanitarios heredados del gobierno anterior y demostrar que ahora si había voluntad política e interés de resolver los problemas de los más humildes y necesitados del pueblo cubano.
2- En el surgimiento del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba hoy Universidad Médica jugaron un importante papel un grupo de médicos procedentes de la Ciudad de la Habana muchos de los cuales se quedaron en nuestra ciudad. queremos con este trabajo rendirle un merecido reconocimiento.
3-.Que sirva este trabajo para estimular a otros profesionales a investigar sobre nuestros fundadores que aun se mantienen. activos y constituyen paradigmas a seguir para la nueva generación de médicos que hoy se forman.
4-.En los primeros hombres y mujeres de otras latitudes que contribuyeron al surgimiento de la docencia médica en nuestra provincia vemos la semilla de la amplia y solidaria misiones internacionalistas que cumplen hoy nuestros profesionales de la salud en más a de 60 países del mundo y en las decenas de miles de estudiantes de otros países graduados en nuestras aulas. 
 
 Bibliografías consultadas
 1-.Sarduy Faulin Mercedes. “Doctora Rosa Elena Semión Negrín paradigma de la Investigación médica”   Ciudad de la Habana, 2008. daisygambino@infomed.sld.cu
2-.Paredes Valdés, María Odalys “La fundamentación filosófica del pensamiento, histórico, biológico y pedagógico del profesor Elías Entrango Vallina (Tesis para optar por el título de Dr. en Filosofía, Ciudad de la Habana 2006.
3-.Fernández Sacaza José A.”El legado del profesor Fidel Elizástigue a la educación médica para el siglo XXI”: Conferencia Internacional de Educación Médica para el siglo XXI, La Habana 2008.
4-. Dieppa Domínguez Fernando, Editor principal sitio de Pediatría Síntesis biográfica del Dr. Enrique González Corona por el Licenciado Enrique vital Alfaro, Habana 2009.
5-.Ramos H y Gómez C.”Un Hombre de todos los tiempos: Juan Marinello. Perspectiva de la UNESCO. Boletín no.586, Paris,1970, Ciencias Sociales, La Habana1998. pág. 104.
6-.Álvarez Aldana Dagoberto “Profesor Guillermo García López, gran diabetólogo cubano. Universidad Virtual de Salud Pública. Cuba, U.VS  Copyryht-2008.
7-.Martí José “Maestros ambulantes”.Centro de estudios martianos. Obras Completas. Tomo Vlll, pág. 288-292, Habana, Cuba.
8-. López Tomé Orlando y González Orta María Cristina “Dr. Juan Faura Monserrat, paradigma en la enseñanza médica” ,Habana 2008.
9-.Delgado García Gregorio“ Dr. José A. López del Valle y Valdés(1875-1937),figura eminente de la escuela cubana de higienista de principio del siglo XX, Ciudad Habana2008.http:www.bvs.sld.cu/revista/ems/vol.221/08.maitogregodg@infomed.sld.cu.
10-.Cuadernos de la Historia de la Salud “Quince años de Enseñanza Médica Superior en Santiago de Cuba” Trabajo escrito por encargo del ministro de salud Pública, marzo 1977.
11-.Revisión de la prensa escrita :periódico “Sierra Maestra” “Granma” y Bohemia del año1962.(febrero y marzo)