Infomed

Dr. Enrique A. González Corona, paradigma de la docencia médica en Santiago de Cuba

Lic. Enrique Vital Alfaro, Dra. Elyen Vital Riquenes, Rómel Sarmiento Ducónger
 
RESUMEN:
Este trabajo constituye un acercamiento a una figura representativa de la docencia médica santiaguera, que ha dedicado su vida a esta noble misión y hoy como profesor consultante e investigador lo sigue haciendo, se dan a conocer los elementos más importantes de su vida familiar, estudiantil y profesional tanto en la docencia como fundador de la primera Escuela de Medicina fuera de la capital, como en la asistencia como fundador del Servicio Médico Rural, su trabajo destacado como pediatra en diferentes instituciones santiaguera, colaborando en el inicio de este servicio en otras provincias y su ayuda solidaria en Guyana. Se valoran algunos elementos de su personalidad como un profesional sencillo, afable, responsable, patriota, exigente y reflexivo que lo convierten en un educador que constituye ejemplo para la formación de la nueva generación de profesionales de la salud. Es un trabajo original porque la propia personalidad que se estudia participa activamente en la investigación dándole mayor objetividad y puede sentar pautas para posteriores investigaciones de este corte.
 
INTRODUCCION:
 Para poder entender las condiciones políticas, sociales y económicas de Cuba en los primeros años de la década del 30 del siglo XX se debe tener en cuenta que desde 1929 hasta 1934 se produjo una profunda crisis económica y social del Capitalismo que abarcó todo el mundo, incluso el los EE.UU. el descontento facilitó que tomara el poder un presidente reformista Franklin Delano Roovert  (1882-1945. y en Cuba los estudiantes apoyaron abiertamente la lucha contra
la dictadura de Machado, bajo la dirección del Directorio estudiantil Universitario.
En1930 el Movimiento obrero desencadenó grandes y combativas huelgas, bajo el calor de esta lucha se definían los movimientos de orientación marxista como el Ala Izquierda Estudiantil y la Defensa Obrera Internacional, frente a grupos democrático no marxista, Directorio Estudiantil Universitario y grupo de orientación fascista como el ABC.
La lucha contra la dictadura machadita se convirtió en un poderoso movimiento nacional, ya en 1933 existían manifestaciones de lucha armada en los campos y los imperialista yanqui se ofrecen como mediadores entre los diversos partidos burgueses que formaban el gobierno y la oposición, se debe aclarar que ni el PCC, ni la CNOC, ni el D.E.R. se prestaron para hacer el juego al imperialismo.
Apenas comienzan las negociaciones se inició una huelga en la Habana que se generalizó rápidamente y prácticamente paralizó al país, aunque esta huelga fue espontánea, el PCC jugó un importante papel junto a Rubén Martínez Villena y el 12 de agosto del 1933 Machado huyó a EE.UU...
A partir de aquí se inicia en Cuba una etapa caracterizada por un alto grado de corrupción, por mucha demagogia y represión contra los movimientos populares, escaso desarrollo económico y una continua explotación extranjera, donde los embajadores norteamericanos intervenían constantemente en la vida interna del país, bajo la mirada complaciente de los gobiernos de turnos que hicieron fracasar las aspiraciones del Partido Ortodoxo y concluyeron el 10 de marzo del 1952 con el golpe de estado traicionero y cobarde de Fulgencio Batista .
Estas condiciones fueron las que caracterizaron al país durante el nacimiento, la infancia y la juventud de una personalidad de la medicina santiaguera, que nos proponemos estudiar con su consentimiento y activa participación, para demostrar que su actuación profesional y social lo elevan a ser una figura representativa de la Medicina, que se aprende de ella , tanto en lo científico como en lo ético, que ha dejado huellas en las nuevas generaciones y que conocer sus experiencias y vida profesional puede ser muy útil para el nuevo modelo de médico que se está formando en nuestro país y las generaciones médica actual que pone tan alto su prestigio en el mundo y demuestra el valor insustituible de la Medicina Comunitaria de la cual nuestro protagonista fue uno de los primeros que la aplicó, confió y sigue confiando en ella, también fue uno de los tres primeros médicos santiagueros que iniciaron la docencia médica fuera de la capital por eso es justo que se le considere en la Historia de la Medicina en Cuba como un representante destacado del inicio y desarrollo de la docencia y la asistencia médica pediátrica en Santiago de Cuba, la vida de hombre como este no debe pasar inadvertida para los investigadores que tenemos como objeto de estudio la sociedad y no esperar tampoco que no estén entre nosotros, para destacar sus méritos y su aporte de forma anónima a La Ciencia a la cual dedicaron toda su vida, si se puede hacer con su propia participación garantizando mayor objetividad y veracidad al resultado científico que se obtenga y al mismo tiempo haciendo realidad aquellas ideas de nuestro héroe nacional José Marti, cuando dijo:
                 ´´Honrar a los que cumplieron con su deber, es la forma más correcta
                 Conocida hasta hoy, para estimular a los demás a que lo cumplan”
 Con este trabajo nos proponemos como objetivo caracterizar los aspectos más importantes de la vida y obra del Dr., Enrique González Corona, importante pediatra de la provincia de Santiago de Cuba, así como su influencia en la formación de los recursos humanos en el sector.
 
DESARROLLO:
Nacimiento, infancia, juventud y estudios
El Dr. Enrique Antonio González Corona Nace el 3 de mayo del 1933 en la ciudad de Santiago de Cuba en el seno de una familia de la clase media, su padre el Dr. Pedro Manuel González Guillart su madre ama de casa, la señora Engracia Noelia Corona Rodríguez, fue el segundo de sus 3 hermanos, Pedro el primero y Jorge el último, todos permanecen en Cuba y son destacados profesionales
Bachiller en Ciencias a los 18 años con notas sobresalientes en 25 asignaturas
1951, se traslada a la Universidad de la Habana a estudiar Medicina, carrera que realizó durante 9 años, terminando con el tercer lugar en su graduación.
En el año 1955 se incrementan las luchas obreras y estudiantiles y se fortalece el movimiento nacional por la liberación de los presos atacantes del Cuartel Moncada que obligó al dictador a dejarlos en libertad.
En estas condiciones se cierra la Universidad y Enrique interrumpe sus estudios de Medicina y regresa a Santiago de Cuba,
Escuela "Dolores" faltaban maestros, no lo pensó mucho e inmediatamente dio su disposición para impartir las asignaturas de Anatomía y Fisiología a estudiantes del Bachillerato de ese colegio privado
En el año 1957 regresa a la Habana para continuar sus estudios, vivió en una casa de huéspedes que le pagaba su padre, en el último año de su carrera por los resultados académicos que tenía, se gana la plaza de alumno interno en el Hospital Universitario "General Calixto García" donde trabajó hasta mayo del 1960 en que se gradúa.
En este año y los primeros de la década del 60 había en Cuba un gran éxodo de los profesionales del país hacia EE.UU.
 
Labor profesional, médico, docente y dirigente administrativo.
regresa a Santiago de Cuba y va a realizar su Servicio Social Rural en Chivírico un rincón olvidado de la antigua provincia de Oriente, con una alta mortalidad infantil y un abandono sanitario casi completo,
 En febrero del 1961 regresa a la ciudad de Santiago de Cuba y empieza a trabajar como médico interno en el hospital infantil (ONDI), hoy Infantil Norte.
Al mismo tiempo trabajaba, como médico interno en el Hospital Oncológico y compartía con el padre su consulta privada hasta que renuncian a ella.
En 1961 ocupa la responsabilidad de Subdirector y luego Director del Hospital Infantil donde trabajaba;
En 1962 se hace un llamado a los médicos santiagueros, para crear la primera Escuela de Medicina fuera de la Capital; muchos dudaron de la posibilidad de ese proyecto, pero Enrique sí creyó en él y cuando se inaugura el 10 de febrero, allí estaba entre los 3 primeros médicos santiagueros que inician la docencia médica en Santiago de Cuba, junto a sus compañeros el Dr.Onel Valón y el Dr.Alfonso Araujo, imparte la asignatura de Bioquímica, guiado por el Dr., Alberto Granado Jefe de la Cátedra.
En 1963 se crea el Servicio de Gastroenteritis con 3 salas de 40 camas cada una y él asume la Soberanía de 2 de ellas siendo director del Hospital, predicando con el ejemplo,
el 1970 en que es trasladado al Hospital Infantil Sur (antigua Colonia Española) como Subdirector Docente Facultativo y Jefe de los Servicios de Gastroenteritis con 120 camas.
En 1965 se inicia la docencia en el área clínica y con un grupo de compañeros que llegan de la ciudad de la Habana, el Dr. González Corona imparte lo que sería su gran amor durante toda su vida de docente, que aún mantiene, la Pediatría.
En esta especialidad ha hecho aportes importantes entre ellos: elaboró una tabla para evaluar riesgo biosocial en los niños menores de un año y un programa de atención acorde que fue aprobado y en ejecución en la provincia de Santiago de Cuba.
Además el profesor elaboró un carnet para el monitoreo del crecimiento físico con gráfico de peso para los niños menores de un año y de uno a cuatro años, se presentó a nivel nacional y fue aprobado por la comisión que a ese nivel establece los documentos que se rigen en la atención primaria,
En el año 1972 participa representando a Cuba en el curso para profesores de Pediatría financiado por la 0MS-UNICEF en el Instituto de Salud del niño en la Universidad de Londres Inglaterra, este curso se desarrolla por 11 meses, en Inglaterra, Kenya y la India.
En julio del 1977, se inician los policlínicos comunitarios gran obra de la Revolución para llevar la salud a todo el pueblo y a todos los rincones del país allí estaba el profesor González Corona para también ser fundador de esta importante actividad siendo el primer director del policlínico comunitario en el año 1979, donde pasa a ocupar la responsabilidad de Vice-Rector de Investigaciones y Educación de Postgrado del ISCM de Santiago de Cuba por solicitud de la institución, ya que este frente requería desarrollo y organización.
Desde el año 1960 que se gradúa ha simultaneado sus responsabilidades asistenciales y docentes con la de dirección con la misma consagración y seriedad:
  • 1962 subdirector Hospital Infantil Provincial.
  • 1963 director Hospital Infantil Provincial.
  • 1966 subdirector facultativo docente del Hospital Infantil Provincial.
  • 1970 subdirector Facultativo Docente del Hospital Infantil Sur.
  • 1977 director Policlínico Comunitario Distrito ´´ José Martí.´´
  • 1979 Vice- Director de Investigaciones y Postgrado ISCM S.C.
     
Labor científica y reconocimientos académicos y profesionales
Actualmente con 75 años de edad lleva 48   graduado de médico, 46 de profesor en la Facultad de medicina y 42 como Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Pediatría, actualmente Presidente del capítulo de Santiago de Cuba y Vicepresidente de la Sociedad Nacional.
Profesor Titular, Consultante y de Mérito del   lSCM de Santiago de Cuba, alcanzó el grado científico de doctor en Ciencias Médicas y Master en Atención Integral del Niño y el 2do. Grado de especialista en Pediatría.
 Además de otros reconocimientos entre ellos:
·         Fundador de la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente.
·         Fundador del Servicio Médico Social Rural.
·         Fundador del Hospital infantil Docente Sur de Santiago de Cuba.
·         Fundador del Policlínico Comunitario Docente José Marti.(primer director)
·         Premio Anual Provincial de la Salud,   Santiago de Cuba en dos categorías 1993 (Investigación aplicada y Personalidad Científica Destacada)
·         Premio Anual Provincial de la Salud, Santiago de Cuba 1994 en la categoría Personalidad Científica Destacada.
·         Medalla Distinción por la Educación Cubana.
·         Medalla Manuel Fajardo.
·         Trabajador Vanguardia Nacional de la Salud 1993 y 1994.
·         Medalla 30, 40 y 45 Aniversario del lSCM. SC.
·         Medalla 28 de Septiembre.
·         Medalla Trabajador internacionalista 1991.
·         Medalla José Tey.
·         Medalla y orden Carlos J. Finlay.
 
Tiene 15 publicaciones científicas, ha presentado trabajos en más de 34 eventos Nacionales e Internacionales y ha realizados más de 24 investigaciones.
Fue coautor del libro “La Salud de la Familia, la Mujer y el Niño” presentado por la OPS en Diciembre del 1980.
Miembro del Colectivo de Autores del   “Libro de Texto de Pediatría” con la responsabilidad de tres capítulos:
 Ostenta, además, la condición de militante del PCC desde 1969, Miembro de la CTC desde 1960, fundador de los CDR, fundador de las MNR, capitán de la reserva y desde 1992 miembro de la ACR.
Nuestro héroe Nacional José Martí escribió:” Yo no mudo el alma, sino que la voy enriqueciendo con cuanto veo de grande y hermoso y cuanto obliga mi gratitud.”
 Nuestro protagonista como buen martiano fue enriqueciendo su alma a través de su quehacer multifacético, logrando poco a poco convertirse en una personalidad médica que fue dejando huellas en sus alumnos y compañeros de trabajo, por eso hoy cuando entrevistamos a sus antiguos alumnos especialistas en muchos casos y médicos de experiencias en otros se comprueba que fue un docente que ejerció influencias educativas en los demás a través de su personalidad., entre otras cosas dicen:
 ”Lo recuerdo como un ejemplo para imitar en la medicina en nuestra provincia, dejó en mi, su modestia, el saber y el amor hacia todos los niños del mundo, influyó y sigue influyendo de forma positiva en mi formación como especialista, estimulando cada día nuestro quehacer, nuestro espíritu de estudio, sacrificio y consagración hacia la función que desempeñamos. Considero que el profesor incursiona en todos los campos del saber no solo en Pediatría, sino en cultura, problemas sociales etc. Sigue siendo un ejemplo como persona y profesor para todos los cubanos, lo considero que es un profesor ilustre digno
que se reconozca su trabajo en nuestra provincia y nación"
Otra alumna del Dr. González Corona que actualmente es especialista en Pediatría se puso muy contenta cuando le recordamos a su profesor y nos dijo:
    “Un profesor integral, cuyos conocimientos no se enmarcan solo en la Medicina, sino también en la vida práctica, se preocupaba por los problemas de cada uno de sus educandos y compañeros de trabajo, inspiró respeto, fue un gran científico en cada momento, es muy respetado      en el momento de investigar que fue lo que más me motivó y por lo que es admirado por la mayoría de sus compañeros, siempre consagrado, revolucionario, a pesar de sus años es miembro de la Filial Nacional de Pediatría la cual siempre lleva con gran sentido de pertenencia, por eso es y seguirá siendo ejemplo para todo “
 
 
Consideraciones finales.
 
1- Se hace necesario utilizar esa fuente inagotable de conocimientos que hay en aquellos profesionales de la salud que han dedicado toda su vida a tan noble tarea y que poseen una rica experiencia en la asistencia, la docencia y las investigaciones que pueden compartirla con nosotros y de forma activa contribuir a su organización y sistematización para recogerla en artículos científicos o tesis de investigación que sirvan de paradigmas a la nueva generación de médicos formados y en formación.
2- En nuestro caso se ha demostrado que la figura que estamos estudiando y de la cual hemos presentado una aproximación a su personalidad ha sido un ejemplo de revolucionario desde su época de estudiante hasta la actualidad, que se mantiene activo y contribuyendo al desarrollo y fortalecimiento de la salud pública y sus recursos humanos en su provincia y el país.
3- Que ha influido en sus educandos como un profesional cubano que no abandonó el país cuando sus contemporáneos lo hacían y fue a cumplir su noble tarea donde era necesario en ese momento y se ha mantenido siempre al lado de su pueblo cumpliendo múltiples tareas con responsabilidad y dedicación contribuyendo a la formación de los valores que consideramos fundamentales en la actualidad.