Infomed

Historia, Arte y Medicina: Diez Años de un Proyecto.

Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.
Facultad “Julio Trigo López”. Centro de Estudios HISTARTMED.

Por: Dra. Isis Betancourt Torres, MSc.
Profesora Auxiliar de Medicina Interna.
Especialista de 2do grado en Medicina Interna.
Directora del Centro de Estudios HISTARTMED.
Universidad de Ciencias Médicas de La Habana.

RESUMEN:
El profesional de la salud pública cubana ha demostrado durante más de un siglo su alto desempeño como profesional en diferentes ámbitos. Sin duda alguna, es un gran mérito de la revolución cubana, la formación de miles de especialistas en estas ciencias que día a día intentan ubicar en lo más elevado de la atención médica, el protagonismo de enfermeros, psicólogos, tecnólogos, médicos y estomatólogos dentro y fuera del país. Convertir a estos estudiantes y profesionales de las ciencias médicas, verdaderos centinelas que combaten las enfermedades, en valiosos promotores culturales, es una hazaña que se ha convertido en la principal meta de HISTARTMED, a partir de observar que los profesionales cubanos durante un día cualquiera interactúan con 20 veces más las personas que ese día visitaron la ópera en el mundo; el Taj Mahal, en la India (maravilla de la arquitectura, mandada a construir por el Sha Jahan) y hasta con un número mayor de la cifra de personas que acudieron a los consultorios del médico de la familia. Esta cifra solo puede ser superada por los que ese día vieron la televisión, que no siempre trasmite cultura ni defiende nuestra identidad. Se hace imprescindible formar seres que sean capaces de llevar el arte y la cultura a pacientes, familiares y toda su comunidad. De este modo surge en el año 2004 el proyecto HISTARTMED, que comienza a preparar conferencias, cursos, diplomados y a estudiar la vida y obra de grandes del arte, la historia y la medicina universales y cubanos. Ardua labor que se ha mantenido a lo largo de más de diez años.

INTRODUCCION :
En el año 1994 un grupo de médicos del hospital docente clínico quirúrgico “Julio Trigo”, encabezados por el Dr C. Néstor Rodríguez Hernández inauguraron los eventos “Digoxina”, dirigidos a la actualización terapéutica en las enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en Cuba. En la conferencia inaugural el Dr. Rodríguez explicó el aporte extraordinario del célebre médico William Withering, al ser el primero en mostrar que la digital purpúrea sólo era útil para el tratamiento de la hidropesía causada por la insuficiencia cardíaca y no de la epilepsia y la demencia como se empleaba en los tiempos en que vivió Vincent Van Gogh, “el loco rojo de Arles”, pintor pos impresionista, que dejó inmortalizado a su  médico personal con una planta de digital en sus manos en su célebre cuadro “Retrato del Dr. Gachet”, lo cual hace pensar que este galeno empleaba la misma para tratar al atormentado pintor. Aún no había nacido HISTARTMED, pero ya la idea rondaba la mente de su principal creador.
Durante esta etapa se le comenzó a aplicar a los estudiantes de medicina al ser recibidos en la asignatura Propedéutica, una encuesta de 10 preguntas, en la cual se les interrogaba acerca de los autores de obras literarias como: “El viejo y el mar”, “El rojo y el negro”, “Cien años de soledad”, “La divina comedia”, “Platero y yo”, “La odisea”, “La isla del tesoro”, autores de pinturas como: “La mona lisa”, “La gitana tropical”, “El retrato del doctor Gachet”, entre otras; esculturas como: “El David”,  “El Martí del parque central”, “El Cristo de la bahía”, etc. La autoría de obras musicales como “Meditación”, “La bella cubana”, “La comparsa”, “Sueño de amor”, “El manisero”, etc. Se les pedía correlacionar nombres de personalidades como Alejandro Magno, Fleming, Nicolás II con la huella fundamental que los hizo reconocidos a nivel mundial, así como músicos con sus creaciones y personalidades de la historia con sus nacionalidades. Las preguntas finales de esta encuesta: ¿Qué sucedió el 6 de agosto de 1945?, ¿quién fue el autor del réquiem más famoso de la historia?  y enumerar las siete maravillas del mundo antiguo; nos ubicaban en tres hechos fundamentales. Luego de aplicar este modelo de recolección de datos a 650 alumnos y 440 profesionales de la salud, sólo 10,6 % resultó aprobado y dio una medida de que había que prestarle importancia al nivel cultural de nuestros educandos y educadores.

DESARROLLO:
El proyecto HISTARTMED surge a los diez años de la sección científica Digoxina y cuando esta había alcanzado su máxima madurez y aceptación. Al decir del Dr C. Oscar Alonso Chill, presidente de la sociedad cubana de medicina interna, en el día  inaugural de los coloquios que a través de la historia y el arte nos mostrarían los avances de la medicina: “HISTARTMED marcará un hito en la medicina cubana, pues hasta este momento no habíamos tenido la oportunidad de asistir a un evento con esta calidad, dedicado a la historia, la medicina y el arte”.
Tal vez por ser una de esas obras que surgen al amparo del amor, sus dos fundadores los doctores Néstor Rodríguez e Isis Betancourt Torres, crearon un proyecto científico cultural que empezaría en las aulas del hospital “Julio Trigo” y traspasaría los predios universitarios, con el propósito de aumentar el acervo cultural, elaborando conferencias que le dieran respuesta a las preguntas de la encuesta y a su vez incentivara a los jóvenes estudiantes a aprender de un modo más ameno, mostrándoles la tuberculosis a través de las óperas: “La traviata” de Verdi y “La Boheme” de Puccini, el asma bronquial con “Las cuatro estaciones” de Vivaldi, representante de la época clásica de la música italiana y asmático severo; y los factores de riesgo a través de la vida y obra de Johann Sebastian Bach: obeso, hipertenso y quien muere a causa de una hemorragia cerebral.  El primer aniversario de este proyecto se celebró con la inauguración de los coloquios multidisciplinarios HISTARTMED.
HIST de historia, ART de arte y MED de medicina, es la unión de tres ramas del saber vinculadas desde el inicio de la humanidad si así se quiere. Tres son nuestras imágenes simbólicas: La bella máscara de oro de Tutankamón llega desde ese antiguo y glorioso Egipto como una bella obra de arte del Imperio Nuevo (1550 – 1070 ane), réplica del rostro del faraón niño, poco célebre por sus conquistas en su reinado pero cuya momia fue la primera hallada intacta en el siglo XX y tiene para nosotros el privilegio de defender la historia, “El retrato del Doctor Gachet”, vendido en el siglo pasado a 82 millones de dólares, cuyo autor pobre y enfermo se suicidó a  los 37 años de edad, por las razones ya expuestas es nuestra defensora del arte y la “Lección de anatomía del profesor Tulp” de Rembrandt el maestro del claro-oscuro por motivos obvios protege a las ciencias médicas.
El proyecto, sus cursos y eventos surgen como un espacio para investigar la vida y obra de personalidades de gran reconocimiento internacional acercándolos aún más a nuestro mundo actual,  a partir de conocer las enfermedades que padecieron y a las que se impusieron para dejarnos bellas obras de arte, grandes conquistas sociales o avances en la medicina todavía imprescindibles para la salud humana. Tal vez el pentagrama para los músicos, el caballete para los literatos o el pensamiento para las personalidades de la historia hayan sido una vía de escape ante las enfermedades que los agobiaban.
En el mes de febrero del año 2006, surgen los Premios HISTARTMED en investigaciones científicas para los estudiantes y profesionales de las ciencias médicas, obteniéndose excelentes resultados en la calidad de los trabajos presentados. Por primera vez se concursa en los mismos en aquel coloquio que reunió a  maestros del saber que impartieron conferencias sobre temas generales de la cultura, unido a los más jóvenes que presentaron sus trabajos en diferentes modalidades. Espectáculos con artistas profesionales, exposiciones, venta de obras de arte y libros, convirtieron a  estos encuentros en una fiesta de la cultura.
En el año 2007 se agrega el Premio de Poesía, que nos sorprendió por la diversidad de los poemas recibidos y en el año 2009 son añadidos los premios de narrativa y pintura, con el objetivo de diseñar un espacio para la expresión de estas manifestaciones artísticas. Cada premio nos ha mostrado los deseos de crear en representantes de las  ciencias médicas, que han doblegado su talento en las artes para servir en esa noble misión, que es curar.
En el evento HISTARTMED 2012, se convoca a los premios en siete modalidades, que están dedicados a figuras paradigmáticas, personalidades que desde diferentes generaciones influyeron en la formación de otros, para buscar a ese hombre nuevo, que tiene que ser por ley propia, un hombre más culto. Todos estos premios llevan el nombre de doctores, que supieron vincular la historia y el arte con la medicina. Así el Premio de Investigación Estudiantil adquirió el nombre de “Dra. Mercedes Batule Batule”. Ejemplo de mujer cubana, profesional, educadora, modestia y sencillez, que con su dulzura femenina permeó cada espacio en que se desarrolló y cada salón de clases. El Premio de Investigación de Profesores “Dr. Fidel Ilizastigui Dupuy”, hombre ejemplar, educador integral, maestro de generaciones de profesores y estudiantes, que brindó valiosos aportes a la medicina interna y al arte de enseñar. Premio de Poesía “Dr. Antonio Agostinho Neto”, Médico angolano, quien escribió una de las páginas más gloriosas de la historia; ejemplo de revolucionario que llevó a su pueblo a la libertad con la fuerza de sus ideas y sus acciones. El Premio de Narrativa “Dr. Ernesto Ché Guevara”, revolucionario, guerrillero, poeta, escritor y médico, sin tiempo para la fatiga, sin tregua para luchar por la libertad. Hombre que se agiganta con cada amanecer de esta nueva América;  el Premio de Pintura “Dr. Julio Martínez Paez”, ilustre cirujano ortopédico, cuya vida revolucionaria se inició en la lucha contra el tirano Machado, primer Ministro de Salubridad. Hombre culto, pintor, amante del piano y combatiente intransigente. Premio de Investigación Histórica “Dr. Juan Bruno Zayas”, el más joven de los Generales del Ejército Libertador, quien sólo vivió 29 años y participó en más de 100 acciones de guerra. De él Antonio Maceo dijo: “Si yo muero Juan Bruno, debe ser mi sustituto” y el Premio de Investigación Histórica “Dr. Eduardo Bernabé Ordaz”, Comandante de la Sierra Maestra. Al triunfo de la revolución transformó el hospital psiquiátrico de La Habana, de una réplica del infierno de Dante en centro insignia de la psiquiatría cubana.
Los coloquios multidisciplinarios HISTARTMED 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2012, 2014 y 2016 han contado con más de trescientos delegados cada uno, donde se han abordado temas por grandes personalidades de la cultura cubana en representación de la oficina del historiador de la ciudad, el ballet nacional de Cuba, el centro de estudios martianos, el museo de la necrópolis “Cristóbal Colón”, el historiador del ministerio de salud pública, la casa de los Orishas, las embajadas de Egipto, Angola, Alemania, Austria, España; las sociedades cubanas de medicina interna, cirugía y enfermería y una amplia representación de los profesores consultantes y de méritos, varios vicerrectores, el rector  de la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana y el viceministerio de docencia del Ministerio de Salud Pública.
Forman parte de los antecedentes del proyecto: más de cien conferencias sobre historia, arte y medicina, una multimedia que incluye ponencias, una galería de obras de arte, una galería de música y un diccionario con datos de la vida, obra, enfermedades y causas de muerte de trescientas personalidades cubanas y universales, que los creadores y fundadores han puesto a disposición de todas las facultades de ciencias médicas de la ciudad.
Se han efectuado varios cursos de verano en La Habana, Pinar del Río y Santiago de Cuba, cinco tiempos electivos para estudiantes de tercero a quinto año de la carrera de medicina, cinco versiones de un diplomado de cuatrocientas cincuenta horas de duración con una matrícula total de cien diplomantes que lo concluyeron satisfactoriamente. Los diplomados son una de nuestras actividades científicas, basada en una enseñanza modular, semipresencial en la que debatimos acerca de diversas temáticas: personalidades, alimentos, religiones, bellas artes, guerreros y patriotas, mitología, lenguas y culturas. Combinando los aspectos teóricos (conferencias y seminarios) con recorridos a los lugares relacionados con los temas.
La llegada a los medios televisivos y radiales, con un espacio semanal en la Revista Informativa Hola Habana, en la sección titulada: HISTARTMED, que es seguida por miles de televidentes de la ciudad y del país, pues posee cobertura nacional a través del Canal 2, el segundo en importancia en el país; el programa “Páginas de la Medicina” en el Canal Educativo y el intercambio cada lunes en el Magazine “De Mañana” de Radio Taíno, con cobertura internacional y de gran aceptación entre los radioescuchas, contribuyó a extender el proyecto, convirtiéndolo además en un espacio para la comunidad. El mismo público habanero que comenzó a darse cita una vez al mes, en el Museo de Artes Decorativas en la Peña.
El 20 de febrero de 2012 se inaugura el Centro de Estudios HISTARTMED de la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana con un trabajo organizado en tres áreas específicas: docencia, investigación y extensión universitaria y con sede en la facultad de ciencias médicas “Julio Trigo”, el mismo escenario que inspiró, vio nacer y crecer a este proyecto que en estos diez años ha vinculado la historia y el arte con la medicina.
La creación de varias cátedras de estudios, ha constituido una fortaleza en la consecución del trabajo, que no sólo lo ha limitado a la propia Universidad de Ciencias Médicas de La Habana, sino que nos ha permitido llegar a la Escuela Latinoamericana de Medicina, la Escuela Preparatoria de Cojímar y las Universidades Médicas de Guantánamo, Villa Clara y de Ciencias Militares “Luis Díaz Soto”, cada una de ellas con una labor de integración que se especializa acorde a los educandos y educadores, siempre inspirados en la frase del Dr. Letamendi: “Quien sólo sabe medicina, ni de medicina sabe”.
Loables pudieran ser calificados los esfuerzos para integrar estas ciencias en particular, con un capítulo para los profesionales y otro para los estudiantes de las carreras de ciencias médicas. En el año 2005 creamos un conjunto que nombramos “grupo de oro HISTARTMED”, integrado por alumnos de excepcional rendimiento pertenecientes a la vanguardia que lleva el nombre de “Dr. Mario Muñoz Monroy”, el médico cubano que al conocer de los labios del propio Fidel Castro que el ataque al cuartel Moncada sería el 26 de julio de 1953, le dijo: ¡Qué fecha has escogido! ¡Hoy cumplo 41 años, y los pongo en tus manos, que tienes 26!. En “La historia me absolverá”, Fidel expresó: "El primer prisionero asesinado fue nuestro médico, el doctor Mario Muñoz, que no llevaba armas ni uniforme y vestía su bata de galeno...". Con la quimera de contribuir a que  aquellos jóvenes cubanos del siglo XX, que con nuevos retos debían defender su revolución con la misma fuerza del Dr. Muñoz y conociendo que nuestros estudiantes de medicina se gradúan con un insuficiente nivel de cultura general, que mantienen durante su vida profesional, aplicamos en ellos un programa de temas de extensión universitaria integrado a las asignaturas del plan de estudio de medicina, que incluía: información cultural y vinculación de las enfermedades con las personalidades célebres que las padecieron. Iniciamos este programa discutiendo los consejos de Esculapio y el Juramento Hipocrático,  grandes médicos de la historia como Galeno, Avicena, e Hipócrates y los paradigmas de la medicina cubana, mitología grecolatina, voces del Bell Canto, géneros musicales, grandes músicos, pintores, literatos, arquitectos, sus obras y la huella de las enfermedades en ellas. Con este programa especial este grupo de estudiantes aprendió a diferenciar un relieve de un bulto redondo, los diferentes estilos arquitectónicos, todo ello mientras transitaban por el primer y segundo año de la carrera de medicina. Al llegar a tercer año, mientras recibían las clases de enfermedades infecciosas, del sistema nervioso, respiratorias,  cardiovasculares, hemolinfopoyéticas, podían aprender acerca de la tuberculosis que padeció Fidelio Ponce, pintor cubano, ingresado por esta afección en el antiguo sanatorio “La esperanza”, hospital antituberculoso de La Habana, en el cual también estuvo internado el asaltante al cuartel Moncada, que hoy le da nombre a esta institución y a su facultad aledaña, Julio Trigo López, quien en realidad padecía una hemoptisis debido a una  Bronquiectasia. Hablar de enfermedad cerebrovascular también nos permite acercarnos a la obra de Johann Sebastian Bach y Eliseo Grenet, a la genialidad de Capablanca, fallecidos por esta causa. En cada obra de Dostoievski había un personaje que padecía epilepsia, enfermedad que lo aquejaba. Las formas clínicas de la bronconeumonía podían abordarse y a la vez hacer referencia a que fue la causa de muerte del padre de la patria, el general Calixto García, así como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que dio al traste con la vida del  filósofo alemán  Karl Marx. En cada semestre de cada año escolar al transitar por las diferentes asignaturas, nacían nuevas iniciativas para leer y aprender sobre mujeres célebres, musas que inspiraron a poetas en la rotación de ginecoobstetricia, afecciones quirúrgicas e historia de la cirugía, enfermedades neoplásicas en personalidades como: Félix B. Caignet (cáncer de pulmón), Rita Montaner (neoplasia de esófago), el de ileón en el ilustre médico Gustavo Aldereguía y en la región del recto en célebres como Rossini y Debussy. La asignatura de psiquiatría es a su vez un excelente pretexto para conocer la pintura de Gauguin, Dalí y abordar los trastornos psiquiátricos desde la historia, el arte y la medicina. Otorrinolaringología para discutir acerca de sordos célebres, oftalmología sobre Braille e invidentes famosos, dermatología para los sifilíticos célebres como Manet, Degas, Paganini, para lo cual elaboramos en esos años el diccionario de 300 personalidades, sus vidas, obras, enfermedades y causas de muerte, la multimedia  y el manual HISTARTMED con 100 temas integradores de esta temáticas.
Si se olvida el pasado no podremos entender el futuro. El arte, la cultura es la mejor defensa que tenemos de nuestros propios ideales y son las carreras que se estudian en las universidades de ciencias médicas, las más nobles por ser las más relacionadas con los seres humanos. Esos hombres y mujeres que por profesión tenemos que prevenir las enfermedades y curar a otros, debemos no ser sólo centinelas de la salud, sino también promotores de la cultura. Cultura que no se alcanza sólo con el deseo, como nos enseñó nuestro apóstol: “La hora de acción no es hora de aprender, es preciso haber aprendido antes” y es en ese empeño que HISTARTMED se propone contribuir a formar un médico cubano culto.

CONCLUSIONES:
    HISTARTMED desarrolla una labor científico cultural de las Universidades de Ciencias Médicas de la Habana, Guantánamo, Villa Clara, Escuela Latinoamericana de Medicina y la Universidad de Ciencias Militares “Luis Díaz Soto”.
    El proyecto HISTARTMED, a través de la vinculación de la historia y el arte con la medicina contribuye a aumentar el nivel cultural de estudiantes y profesores de las universidades.
    HISTARTMED dispone de variados materiales impresos y digitalizados que contribuyen a divulgar sus investigaciones en estar tres ramas del saber.
    Con la unión de imagen, música e información se han realizado conferencias y multimedias que han despertado el interés en nuestra población habanera.
    Los profesionales de la salud cubanos están técnicamente bien preparados y pueden convertirse en promotores de la cultura nacional y universal.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
1.    Temas de Historia, Arte y Medicina. Editorial Génesis Multimedia. Ciudad de la Habana 2006. ISBN 959 -7124-75-0. Autor principal.
2.    Vincent van Gogh e intoxicación digitálica. Revista Avances Médicos Dominicana. Nro. 5. Edición Especial. Sección Historia, Arte y Medicina. Pág. 8.  Enero 2010. ISSN 1998-7617.
3.    Centinelas de la salud y promotores culturales. Revista Electrónica Zoilo Marinello Vidaurreta, suplemento especial RNPS-1824 ISSN 10293027. Las Tunas 2012
4.    Dr. Néstor Rodríguez, un hombre de la historia, el arte y la medicina. Revista Habanera. Volumen 12, No 3. Año 2013. ISSN 1729-519 X / RNPS: 2034.

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.